jueves, 13 de marzo de 2014

Mármol y otras piedras semipreciosas: Cómo pintar veteados TERCERA PARTE

Hola a todos

Hoy toca la tercera y más compleja parte de cómo pintar veteados usando más de 3 tonos. Y no es que los veteados sean más complicados que en entradas anteriores, si no porque además de los veteados nos metemos con cómo lograr que una piedra tenga más de un color. Aunque en las fotos se ve una columna gris, el método sirve para hacer esas piedras veteadas con más de un color que podemos ver en monumentos.


El método es una ampliación de lo visto en las La PRIMERA y en LA SEGUNDA parte. Esto es:

1.- Imprimación
2.- Pintar color base, en este caso GRIS OSCURO de Vallejo
3.- Con NEGRO muy diluido hacemos las rayas que nos servirán de base.

A partir de aquí es cuando se complica ligeramente. Aplicamos un perfilado de negro aprovechando el borde de las rayas anteriores y, para dar más contraste, aplicamos GRIS BLANCO justo al lado del color negro, tal y como se ve en la foto
Además se puede aprovechar para difuminar el color negro, e incluso oscurecer una zona con gris oscuro (esto ya es a nuestro gusto).

Si queremos aplicar otro color, podemos apoyarnos en los trazos anteriores e introducir un tono ocre claro que, en este tipo de piedra, suele ser habitual.





Todas las rayas nuevas estarán sobre una base de gris oscuro bien diluido. Es lo que le da el fondo. Además podemos jugar un poco con los pinceles y aprevechando el agua, seguir pintando más vetas cada vez más finas, o difuminando el fondo para que aparezca esa piedra no solo veteada, si no de distintos colores.

 Ahora, como en las otras columnas, aplicamos una veladura de un tono más claro que el color base para, una vez seco, barnizar la piedra con barniz brillante.
















Pues para el MÁRMOL BLANCO, no se empleará este método, si no que se emplea algo totalmente distinto, pero eso lo veremos más adelante


Espero que os haya servido de utilidad