viernes, 18 de abril de 2014

Diversos métodos para enmascarar pintura

Hola de nuevo

Hoy voy a hablar de los diferentes materiales usados para enmascarar pintura



Pero ¿Qué es enmascarar? Se trata de cubrir una parte de la miniatura con un material para que, al darle la siguiente capa de pintura, no se pinte la parte cubierta y no arruinar el trabajo ya realizado


Y ¿Qué material es el adecuado? ¿Plastilina o Blu-tack? ¿Masilla o cinta? y si es cinta... ¿Cuál es la buena?

La respuesta es... DEPENDE.

Primero hemos de ver el material sobre el que vamos a trabajar. No es lo mismo trabajar sobre plástico que sobre metal o sobre papel. Además hemos de tener en cuenta si queremos cubrir en línea recta o en curva...

Una vez dicho esto, vamos a ver cada una de los materiales, sus usos, sus pros y los contras

CINTA. Es la más antigua. Se usa desde 1925 cuando la empresa 3M fabricó la primera. Como su uso fue para pintar carrocerías de coches, se le llama genéricamente "cinta de carrocero". Su uso es simple: Se pinta una superfiice de un color y luego, una vez bien seca la superficie, se pone la cinta BIEN TENSA cubriendo la zona a protejer. Se pinta la siguiente capa, bien a pincel, bien con aerógrafo y se espera el tiempo de secado adecuado tras lo cual se quita de la siguiente forma: Usando las dos manos, con una se va quitando la cinta y la otra se apoya de tal forma que la cinta siga tensa. Se evitan desgarrones innecesarios. El movimiento de separación ha de ser lo más uniforme posible.

Tipos de cinta: 

1.- La normal. Uso general. Acabado rectilíneo. Ideal para grandes superficies tales como líneas de barcos, de aviones, etc. También se pueden cubrir grandes zonas de nuestra figura. El coste es muy pequeño.

2.- Especial para modelismo (Tamiya, p. ej.) Esta es de un acabado satinado. Lo hay de distintos grosores. Al igual que la anterior su uso es para trabajos rectilíneos, pero el trabajo es mucho más preciso (y más caro).

3.- Cintas de precisión: Lo último en el mercado. Es lo único recomendable si vamos a pintar materiales delicados tales como el papel. Ninguna otra cosa sirve. Ojo, cada rollo cuesta alrededor de 8,00 €. (Cunde mucho) Pero, ¿Merece la pena? Tanto si vamos a trabajar en papel como si vamos a poner más de 2 capas de pintura, la respuesta es POR SUPUESTO 



MASILLA. La pasta o masilla para enmascarar es mucho más moderna que la cinta. Se suele usar en aquellas figuras que bien por su forma o bien porque lo que queremos enmascarar no es precisamente rectilíneo no se hace aconsejable el uso de cintas. El uso es simple: Se coje un poco de esta masilla, se hace una pelitita y se pone sobre la superficie a enmascarar procurando que el borde de la masilla quede bien pegado a la superficie a tratar, quedando como un grano no muy abultado. Si queda demasiado abultado se corre un riesgo (poco común, pero existente) de que al secar la pintura haya creado un ligerísimo borde elevado y al retirar la masilla, quede a la vista este feo defecto. 

Tipos:
1.- Plastilina: Ni se os ocurra. Es una tentación. Es barata, moldeable, reutilizable, impermeable...Y GRASIENTA. Al retirarla del plástico puede crear un cerco de grasa. Además, si esto no ocurre, puede ser que al retirarla veamos que no se va toda la plastilina, quedando restos "incrustados" en la figura... CHURRO.



2.- Blu-Tack. Inventada en 1970. Tiene varios usos, siendo el principal como pegamento y quitamanchas. Adecuada para casi todas las superficies, pero No para superficies delicadas, tales como papel y otros. No olvidéis que, además de masilla reutilizable de enmascarar su uso es de pegamento y quitamanchas. Esto quiere decir que se adhiere bien, por tanto, al retirarlo de estas superficies tan delicadas es más que probable, en un 98%, de que se produzca un desgarro de algún tipo.
Ventajas: Se moldea bien, no es grasienta, se adapta a cualquier froma que tenga la miniatura. Apto para esos camuflages tan maravillosos de los tanques y aviones. No lo es tanto para hacer líneas rectas.


Como siempre, espero que os sea de utilidad.

Saludos, Juan